Desastres que se pueden prevenir, el caso de la Autopista San José – Caldera

Ya hemos hablado de las ventajas del vetiver en otras secciones de este blog, hemos descrito sus aplicaciones para estabilización de taludes y para el control de erosión.  Sin embargo, exactamente igual que cualquier tecnología, el vetiver mal utilizado puede ser igual que cualquier placebo: totalmente inútil.

Veamos el caso de la autopista San José – Caldera, el sueño dorado que los y las costarricenses imaginamos lograr: autopistas que nos permitan estar en un lugar lejano de manera rápida, segura y barata.

Luego de haber observado reportajes sobre la construcción de la mencionada autopista, notamos que habían importantes condiciones de riesgo respecto a la estabilización de taludes, que, nos daba la impresión, podrían ser subsanadas con el uso del vetiver.

Al contactar a personeros de la empresa concesionaria para ofrecerles una charla técnica sobre el uso correcto y adecuando de la tecnología Vetiver, la respuesta fue que tenían ya un proveedor y no necesitaban nuestro apoyo y que el Vetiver ya se encontraba dentro de las soluciones del proyecto. Quizá la interpretación más adecuada, por la forma de la respuesta que tuvimos sería: “no nos moleste”.

Meses después comprobamos que el Vetiver no se había instalado  de forma correcta en los taludes, así que nuevamente contactamos a la famosa empresa española dueña del proyecto para externar nuestra preocupación, como Coordinadores para Costa Rica de la Red Internacional del Vetiver (organización sin fines de lucro).  Esto, considerando que el uso incorrecto de la tecnología Vetiver en los taludes donde se estaba colocando, traería consecuencias negativas tanto para la imagen del producto, pero aún más importante, consecuencias negativas para los usuarios de la carretera pudiendo llegar a ponerse en riesgo, en el peor de los escenarios, la vida de las y los mismos.  Nuevamente se ofreció ayuda técnica a los involucrados y nuevamente nos colgaron el teléfono…

Las siguientes fotos son parte del informe enviado a la Constructora San José – Caldera, Autopistas del Sol y posteriormente al Consejo Nacional de Concesiones.


Ya para principios de Noviembre del año anterior esos taludes lucían como en la segunda foto, luego de tan sólo 3 días de lluvia persistente.  Cabe destacar que el invierno pasado fue uno de los más secos en la historia, nótese que el terreno no resistió y eso en una pequeña pendiente, lo cuál es absurdo cuando hemos visto enormes taludes saturados por torrenciales inviernos resistir con adecuadas, responsables y supervisadas instalaciones del sistema vetiver.


Está de más preguntarse dónde está la responsabilidad de una empresa que tiene en sus manos la vida de cientos de personas que transitan día a día por ahí, y ¿por qué las labores de prevención y mitigación de desastres no se desarrollaron adecuadamente?

Soluciones como el vetiver han demostrado, no solo ser las más económicas y efectivas, sino las ambientalmente más responsables… sin embargo igual que las pastillitas de azúcar del placebo, si se usan de manera cosmética terminan por poner en riesgo la integridad de las personas y acaban con la vida de gente inocente.

Related posts

2 Comments

  1. alonso

    La felicito, excelente apreciación del desastre en el empleo de esta técnica, desconocía que existiera una empresa representante del red internacional en el país, soy fiel admirador de esta gramínea. Saludos

  2. CLAUDIO RUBEN DAZA JIMENEZ

    Los felicito, me parece muy importante su apreciacion en cuanto al manejo adecuado de Vetiver para controlas erosion de taludes.
    Me gustaria tener informacion adecuada del uso de Vetiver, yo vivo en Colombia, y actualmente estamos expuestos a muchas catrastrofes debido al inmenso invierno.
    Por favor les pido su colaboracion, enviandome informacion sobre el uso adecuado de vetiver en taludes erisionados y en taludes expuestos a derrumbes, para poder comenzar un plan de recuperacion de zonas afectadas.

    Les agradezco inmensamente su colaboracion.

    Cordialmente,

    CLAUDIO RUBEN DAZA J.
    Tecnico Ambiental

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *